Boca jugó mal y cayó ante Patronato en Paraná, cerrando así su participación en la fase de grupos. Fue 1-0. Torres marcó la única emoción. Russo, al estar clasificado su equipo, puso suplentes, apuntando los cañones al duelo con Santos el próximo martes.