screenshot 20200329 19400231597780297. 1 marzo, 2021
Fue en el partido por la fecha 6 del torneo Clausura del ’92, donde Boca venció a Platense por 2 a 0. El Beto se convirtió en capitán e ídolo siendo una de las figuras de ese campeonato en donde Boca gritó campeón tras 11 años de sequía, y que por eso y otros motivos, se lo considera uno de los torneos mas festejados de la historia. Jugó en el Xeneize hasta 1995, y se coronó además con 2 titulos más.
beto977883803 1 marzo, 2021
Marcico se desempeñaba como el tradicional número diez, jugaba de enganche/enlace, era armador y distribuidor de juego y un gran asistidor, se caracterizaba por su clase y elegancia a la hora de tocar la pelota, por su excelente visión del campo de juego y su enorme capacidad para crear fútbol. Disputó la mayor parte de su carrera en el fútbol argentino: Debutó en 1980 en Ferro Carril Oeste, en donde jugó durante la mejor época deportiva y económica de la institución -entre 1980 y 1984-, y allí se consagró campeón nacional en dos ocasiones, por lo que es considerado uno de los máximos ídolos en la historia del club, en donde lo recuerdan como un delantero potente, de pegada fina, y dónde se le halagó el manejo de su cuerpo para deshacerse de sus rivales. En el ’84 fue destacado como el futbolista argentino del año, y al año siguiente se fue a jugar al Toulouse de Francia. Luego, en 1992, llegó a Boca, siendo muy bien recibido por los hinchas, allí, se convirtió en capitán e ídolo, coronándose con la obtención de el tan recordado Torneo Apertura del ’92, la Copa Máster de Supercopa ganándole la final a Cruzeiro también en el ’92, y la Copa de Oro Nicolás Leoz el año siguiente, derrotando a Atlético Mineiro. Con la azul y oro jugó un total de 154 partidos y anotó 15 goles.

El campeonato más recordado y festejado en la historia de Boca:

boca campeon 19922089298600. 1 marzo, 2021
La consagración de Boca como campeón del Apertura del ’92, ocurrió el 20 de diciembre de dicho año, en la última fecha del torneo, cuando enfrentó en La Bombonera al equipo de San Martin de Tucumán. Boca, que había sacado una buena ventaja a su perseguidor River, perdió partidos increíbles en su cancha frente a Deportivo Español e Independiente, que pusieron en peligro la obtención del título. Durante este torneo, Boca le ganó el clásico decisivo a River en La Bombonera por 1 a 0, en la fecha 10, con un tanto del goleador Uruguayo Sergio «Manteca» Martínez. A pesar de haber realizado una excelente campaña que lo mantuvo puntero durante 14 fechas, aquel equipo de Óscar Tabárez era seguido muy de cerca por su eterno rival: River Plate, el equipo de Passarella persiguió a Boca durante toda la temporada, hasta llegar a la última fecha a tan solo dos puntos. El puntero venía de perder por 3 a 2 frente a Deportivo Español y todo se definía ante los Tucumanos, y Boca con un empate ya se coronaba campeón. Este título fue sin dudas uno de los más festejados de la historia, Boca venía de números pintados, de jugadores que cambiaban de vereda olvidándose de las raíces, de La Bombonera clausurada, de goleadas históricas en contra, huelgas, etc. La década de los ’80 había sido muy dura y habían pasado 11 años del último título conseguido. Para volver a la gloria, ayudó mucho la llegada del Manteca Martínez, el equipo salía de memoria, sobre todo en defensa, por eso el récord del «Mono» Navarro Montoya, el cual comenzó en el minuto ’44 del primer tiempo y se iba a cortar ‘824 minutos después; luego de ocho partidos, se entendió que una de las razones del funcionamiento del equipo y de su récord histórico, no solo eran los reflejos del arquero, sino también de la importancia de una defensa que en las primeras fechas tuvo a Soñora, Simón, Giuntini y Mac Allister, defendiendo el área como una trinchera. Ya para esas primeras fechas, el torneo era una obsesión. En la última jornada, Boca recibió a San Martin de Tucumán y con un empate se coronaba, y a pesar de que los rivales abrieron el marcador primero, en el segundo tiempo los jugadores del Xeneize salieron a buscar el partido como si fuese el último de sus vidas, y fue así como llegaron al 1 a 1 definitivo, de la mano de Benetti. Boca gritó campeón, los hinchas festejaron como nunca, y el Beto Marcico será históricamente recordado como una de las grandes figuras de ese equipo.

Su retiro:

1543494753666 1770491152 1 marzo, 2021
En 1995 se fue de Boca para llegar en el ’96 a Gimnasia y Esgrima de La Plata, y retirarse en el ’98 allí. Como en sus mejores épocas y sin que se le notaran sus 36 años, Marcico se convirtió en una de las figuras del Torneo Clausura en el que Gimnasia fue subcampeón por debajo de Vélez, y dónde anoto 10 goles. En el Lobo, jugó brillantes partidos como el 0-6 a Boca en la reinauguración de La Bombonera, en donde marcó un gol de penal y fue ovacionado por toda la hinchada de Boca a pesar de la goleada que estaba sufriendo.
Muchos aficionados del fútbol coinciden en que el único motivo por el cual Marcico, pese a su gran calidad, no fue convocado con mayor continuidad a la Selección Argentina, fue por el hecho de haber sido contemporáneo a Diego Maradona, opinión que también se aplica con mucha fuerza con respecto a Ricardo Bochini.
img 20200329 14304680354580 1 marzo, 2021
En el partido ante Atletico Tucumán, el vicepresidente segundo de boca, Juan Román Riquelme, lo invitó a su palco en La Bombonera a presenciar el encuentro junto a Ángel Clemente Rojas «Rojitas».