Boca cayó en el quinto juego por 72 a 63 y quedó eliminado en cuartos de final de la Liga Nacional a manos de San Lorenzo.

La victoria del último martes pronosticaba un futuro mejor para el conjunto Xeneize. Es que el envión anímico de haber levantado un 0-2 era muy grande. Sin embargo volvió a prevalecer la jerarquía y la fortaleza del tricampeón. Las vueltas de sus respectivas lesiones del “Penka” Aguirre y Mata le dieron la fuerza necesaria al “Ciclón” para llevarse el encuentro. En el primer tiempo ya había sacado una ventaja que terminarían siendo fundamentales en el partido. Con Vildoza y Tucker inspirados, el local se fue al descanso con una diferencia de 13 puntos.

29 julio, 2021

El tercer período fue más de lo mismo. Boca no conseguía meterse de lleno en partido y el “Ciclón” aprovechaba cada contra-ataque que tenía a disposición. Recién en el último cuarto el “Xeneize” pudo acortar distancia y quedó a sólo dos puntos. Pero ahi fue donde apareció nuevamente la categoría del local para terminar de cerrar la serie.

Finalmente Boca se quedó con las manos vacías pero con la conciencia tranquila que se luchó hasta el final y que este equipo está para grandes cosas. Los dirigidos por Guillermo Narvarte volvieron a poner al Xeneize entre los 8 mejores del certamen, cosa que no pasaba hace muchos años, y eso no es para menospreciar.