el grafico 31571444070. 7 mayo, 2021

El ex futbolista argentino que actualmente es entrenador, tuvo un gran reconocimiento por anotar cuatro goles en su debut en Boca para ganarle el superclásico a River por 5 a 2, en el torneo Metropolitano del ’74. Su récord hoy en día no ha podido ser alcanzado por ningún otro jugador en la historia de los Superclásicos.
Cambón comenzó su carrera profesional en Chacarita Juniors y allí formó parte del equipo que ganó el Metropolitano del ’69, en el ’74 fue transferido a Boca, en donde todos recuerdan su estreno como uno de los más asombrosos en la historia del fútbol argentino; fue el 3 de febrero de dicho año, cuando jugó su primer partido y le anotó esos cuatro goles a nada más y nada menos que a Ubaldo «el Pato» Filliol, el reconocido arquero del Millonario. Durante su paso en Boca, Carlos jugó un total de 104 partidos y convirtió 33 goles, ganó dos campeonatos locales, el Nacional y el Metropolitano, ambos en el ’76. A principios del ’77, firmó para Unión de Santa Fé y se retiró del fútbol en los ’80. En 1998, fue nombrado técnico interino de Boca antes de que Carlos Bianchi asumiera oficialmente como DT del equipo.
SU DEBUT, LOS CUATRO GOLES:
Los diarios de hace 71 años, titulaban que el conjunto de La Boca necesitaba un número nueve con urgencia y el, además de sacudir la historia y de tranquilizar a los que esperaban un 9 de área, goleador y pescador, también le tapó la boca a los desconfiados con dos goles de cabeza (uno de ellos indirectamente, porque luego le pegó en el muslo). La cuenta empezó a los ‘2 minutos de juego, tras un mal rechazo de Pena, jugador de River, en donde se pudo llevar la pelota y ante la salida de Filliol, remató y convirtió desde afuera del área. El segundo, fue producto de un centro para que, con lo que parecía un complicado cabezazo tras la salida de Filliol, la lograra meter.
Enzo Ferrero convirtió el tercer y único tanto del Xeneize que no sería del goleador en cuestión, fue de penal. La goleada se cerraría, primero, tras una jugada colectiva que era clásica de aquel Boca dirigido por Rogelio Domínguez, con varios futbolistas llegando a posición de gol, donde Cambón pateó al arco y el arquero de River dió el rebote para que éste vuelva a cabecear (luego le pegó en el muslo) y se metió con pelota y todo adentro del arco. El último, en sus palabras: «fue uno de los goles más lindos que hice» ya que se elaboró desde una doble pared que hizo con Osvaldo Potente, el cual se la devolvió con un taco para que encare y espere a la salida de Filliol, para definir después de una larga gambeta.

gol de muslo2059476824. 7 mayo, 2021
ultimo gol902379537. 7 mayo, 2021